sábado, 13 de febrero de 2010

Cómo responder ante un ataque de zombies malhumorados

Hola. Ya sabemos que el fin del mundo está más que cerca. Que un día tendremos una concatenación de explosiones nucleares por doquier en los cinco continentes del planeta terráqueo.
Y por consiguiente, los pocos humanos que sobrevivan ante semejante catástrofe deberán de avezarse en las tácticas defensivas ante los ataques furibundos de zombies cabreados por haberla diñado y sin embargo enterarse que no disfrutaban del reposo eterno, si no de una hambre canina súper caníbal. Vamos, que se pirran por la suculenta carne humana, sus cerebros y el resto de entrañas... Buf...
Así que vayamos al meollo del asunto.
Si te ataca un zombie mientras estás desayunando en la cocina de tu casa, ¿cómo reaccionarías?

1.- Le invitaría a un par de huevos fritos con salchichas.
2.- Le leo un párrafo de cualquier libro del Dragó.
3.- Le hago cosquillas en el sobaco, y mientras se descojona, me piro del lugar echando leches.
4.- Como soy un domador de paquidermos, consigo que Trompetita, mi elefante de treinta años le haga diez o quince pasadas sobre el espinazo.
5.- Conecto la tele de la cocina y le dejo viendo la publicidad.
6.- Como última solución, aprovechando que llega la suegra, simulo que también soy un zombie y le pego un bocado en el antebrazo derecho a la pobre mujer, para así pasar de posible presa, a depredador.


En fin, esta es la primera de las situaciones.
Decidan la más apropiada para sus intereses, y si se les ocurre alguna otra treta anti-zombies, no duden en postearla.
Que sean felices.

4 comentarios:

  1. Casi que le hago los huevos con salchichas y nos hacemos amiguitos.... que el resto, no se yo si funcionarian... Un buen desayuno lo cura tó :).
    Más besos.

    ResponderEliminar
  2. Vale, Nikkita, aunque yo asumaría el papel de hacerme pasar por un zombie. Afortunadamente no soy vegetariano, ja ja.
    Un saludete.
    :)

    ResponderEliminar
  3. Ostras, yo no le leería a Dragó. Le abriría el cráneo con un bate de béisbol o una barra de hierro, como hacen en las pelis. Para que sufran menos.
    Pero para hacerles sufrir bien, yo les echaría a la suegra, para que les diera bien la brasa.

    ResponderEliminar
  4. En ese punto estamos ambos de acuerdo, Fernando. Por lo tanto, ya somos dos los que recurriríamos al mordisco en las tiernas carne de la suegra, para confundir al zombie y hacerle creer que somos de su quinta, ja ja.
    Un saludo. :)

    ResponderEliminar