miércoles, 9 de junio de 2010

En Escritos de Pesadilla no tienen cabida las subidas de sueldo

Ser el dueño implacable de mi castillo conlleva tener que tomar medidas drásticas que afectan a los miembros de la servidumbre. Y en tiempos de crisis, siguiendo el ejemplo del Presidente Zapatitos, no queda otra que apretarse el cinturón (bueno, los de mis empleados, que no el mío, je je. No veais las merendolas que le encargo al cocinero todas las tardes...)

(Clicar en cada tira cómica para verla en tamaño grande)







6 comentarios:

  1. ...subida nó, caida en sus cabezas de la "rata demoniaca" de 1 tonelada y sobrealimentada, ja,ja,ja, muy buenas las viñetas. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. je je muy bueno, y ademas dibujas muuuuu bien jijijiji besos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Anrafera.
    Se han ganado lo que andaba buscando con unas reivindicaciones que no vienen a cuento.
    Espero que se ciñen a su mega sueldazo de tres euros mensuales. Si no tendré que tenerles un fin de semana encerrados en el pozo de la negrura infinita, ja ja.
    Un fuerte abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
  4. Siempre te atreves a visitarnos, eh, Cafeína. Pues ya ves, llegas en un momento un poco conflictivo. Afortunadamente, la paliza que les propinó la mega rata con exceso de lípidos y colesterol por las nubes les ha quitado las ideas de pedir más money, je je.
    En cuanto a lo del dibujo. Bueno, es algo que siempre me ha gustado. Y ahora lo he retomado un poco para aligerar de tensión Escritos con algo de humor entre relato y relato. Un saludete, compi. La tila va en camino, ;P

    ResponderEliminar
  5. A la verdad es que estos sirvientes son pretenciosos, mira que pedir un aumento con lo tontos que son, qué razón tiene el amo en hacerles estos...naaa, qué penita, los pobres, :(

    A ver que ahora quien hace las labores con el estropeo que van a llevar encima?

    Un besazo, y muchas gracias, Rober, por tu comprensión, por excusarme cuando no tengo excusas, con lo bien que te portas conmigo y yo viniendo poco.

    Un abrazo de corazón, mi hermano, te aprecio y una de las cossas bonitas que me ha pasado es encontrarte en este camino.

    Andri

    ResponderEliminar
  6. Hola, Andri. No te preocupes por mis empleados. Son más resistentes que el cemento armado, ja ja.
    Y desde luego, que no esperen recibir más dinero en un siglo, eso mínimo.
    Y no te preocupes, Andri. Que eso nos pasa a todos. Es literalmente imposible atender todo al mismo tiempo. Con las ocupaciones personales, el cuidado del blog de cada cual. Fíjate, con los grandes amigos/as que he hecho desde que estoy en cincolinks, si los tuviera que visitar todos los días, serían cien blogs mínimos... Y uno no llega, jolines.
    Y viceversa.
    Un fuerte saludo, y nada, espero que no tengas que arrepentirte de haber conocido este castillo lóbrego y oscuro, ja ja. :)

    ResponderEliminar