domingo, 20 de junio de 2010

La sacudida del alma. Capítulo Cinco.

LA SACUDIDA DEL ALMA. A Cuchillada Limpia Productions S.L. 2010
Presupuesto destinado a la escena: 95 dólares (casi todo invertido en gasto de vestuario).
Detalle destacable: Tuvimos que pedir al Ayuntamiento de la localidad que cortara el acceso a pie de la ciudadanía al callejón durante hora y media. Grabar la escena nos tomó más tiempo del necesario (el que hace de comisario está excesivamente orondo y al agacharse para recoger una prueba del delito, se le descosieron los pantalones en una zona muy delicada, teniendo que perder tiempo en arreglarlo con un zurcido). Esta tardanza inquietó a los habitantes, y cuando estábamos finalizando la toma, se nos colaron siete u ocho transformando el callejón en la plaza del pueblo. Esperemos que los futuros espectadores que vean la película en el cine piensen que tanta peña era realmente un equipo de investigadores adicionales del crímen, aunque calzaran pantuflas y tuvieran una media de edad de setenta años...


Capítulo 5.

EL PANFLETO LOCAL


                Marrow era un pueblo demasiado insignificante y monótono como para siquiera hacer emerger las cejas de la cabeza en la sección de sucesos del periódico American Incidents, pero el 14 de noviembre de 1975 rompería con esa dinámica tan sosa.

                (Recorte del American Incidents)

                HORRIBLE ASESINATO COMETIDO EN MARROW (ESTADO DE NUEVA YORK).
                Marrow (Condado de Lewis, Estado de Nueva York), 13. De nuestro enviado especial Ederguguis Lanakis.
                Hoy (ayer para el lector), a las 9 de la mañana, el equipo de recogida de basura del municipio de Marrow, a la hora diaria marcada en su mapa de rutas, se dirigía hacia el callejón sin salida conocido localmente como el del “Enano Saltarín”, ubicado en la parte trasera del restaurante tailandés “Nicola di Bari” para vaciar el contenedor de detritus allí situado. Al desencajarlo del elevador del camión, pudieron distinguir entre la basura un llamativo saco de patatas.


Por curiosidad, decidieron abrirla, más que nada para averiguar si acaso había algún tubérculo aprovechable para algún guiso casero, y para su horror y devastación mental, descubrieron que alojaba los restos de un cuerpo humano, evidentemente ya sin vida.  Tras diversos mareos producidos por la fuerte impresión, pudieron dar aviso al cuartel de la policía local del terrible hecho. No tardó en acudir la dotación pertinente (en realidad, en el pueblo disponen de dos defensores del cumplimiento de la ley, con un único coche patrulla).
                Tras una concienzuda investigación antes de proceder al levantamiento del cadáver, se celebró una breve rueda de prensa en los límites de acceso al callejón del “Enano Saltarín”. En ella, el comisario Riners nos trasladó el siguiente parte a los medios de comunicación allí presentes:

                “El día 13 de noviembre de 1975 se ha descubierto el supuesto homicidio de una persona de unos 60 a 70 años de edad, sexo varón, sin documentación personal que lo identifique y completamente desnudo. Según el médico forense, la posible causa de su muerte sean las tres profundas incisiones por arma blanca en la garganta. Es de destacar, aparte de este hecho y la desnudez de la víctima, de la extracción de los ojos, con las cuencas vacías. En el transcurso de la mañana, tras cinco horas examinando la zona, a las 14:45 horas el agente Perkins pudo localizar entre la basura una bolsa de plástico con cierre hermético, conteniendo los dos ojos de la víctima.”

                
UN MES DESPUÉS.

                Marrow retornó a su vida de eterna tranquilidad y rutina sin fin. El asesinato dio cierta notoriedad a la localidad, pero pasados los hervores de la sopa, ya nadie se acordaba del sabor de la misma. Además ya se acercaban las fechas entrañables de las próximas navidades, y se empezaban a ver las primeras ornamentaciones en las tiendas, edificios  públicos, casas particulares y calles. La nieve se alió con las bajas temperaturas, cubriendo Marrow y sus cercanías hasta dejarla casi incomunicada con el resto del mundo…
(Continuará...)





No hay comentarios:

Publicar un comentario