jueves, 19 de agosto de 2010

Pesadilla en la Fraternidad OMEGA, de la Universidad de Twisted Brains (USA).

A primera vista, esta foto inicial nos muestra a tres estudiantes universitarios de lo más normales que pueda haber en cualquier campus norteamericano. El de la izquierda es un chico algo cohibido y tímido, con la mente siempre puesta en las musarañas. Por eso sus notas son un pelín deficientes. Los otros dos son estudiantes ejemplares, que además pertenecen a la fraternidad OMEGA.



¡Pero craso error! El primero es en realidad un terrible vampiro que viene dispuesto a chuparles la sangre a los dos bondadosos e inocentes chavalotes.
- ¡Soy Honorato Sangría, y tengo ganas de dejaros sin una sola gota de sangre! - farfulla el vampiro en pleno ataque desenfrenado.


Pero este ser tan malévolo se ha tropezado con una pesadilla aún mayor. Los dos chicos a quienes pretendía hincarles el colmillo, en realidad son
¡¡¡DOS HAMBRIENTOS CANÍBALES LLEGADOS DEL ESPACIO EXTERIOR VÍA PLUTÓN!!!




- ¡Pues sintiéndolo mucho, llevamos dos meses sin catar carne humana! ¡Y chico, tú encima estás de lo más apetecible, porque no hay más que ver esa pinta tan rolliza que tienes! 
- ¡Ahhh! ¡Noo...! Cuando precisamente iba a iniciar mañana un régimen para adelgazar veinte kilos en tres semanas...


Dos horas y media más tarde:




- Buen ejemplar de estudiante regordito, ja, ja.
- Si. La cabeza la hemos tenido que dejar casi entera, porque ya nos hemos llenado bastante con los michelines del nene.
- Lo bueno es que decía ser vampiro.
- Bueno. ¡Ahora es un montón de huesos mondos y lirondos, jua, jua...!


Así fue como gracias a la valentía de estos dos mozalbetes, se eliminó la amenaza del espeluznante vampiro en las cercanías de la universidad de Twisted Brains.



6 comentarios:

  1. No sabes como me alegro de este final, el cazador cazado, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo que se llama un giro sorprendente del destino, ¿No?

    ResponderEliminar
  3. bueno, mi pequeña reflexion seria ¡¡¡ponerle hacer ginnasia!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Corazón Verde. Verdaderamente, lo peligroso venía más tarde con dos caníbales extraterrestres pululando por el campus de la universidad, je je. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ajá, Nerea. En un principio, veíamos al típico estudiante tontorrón y a dos pijos. Luego el tonto era un vampiro y los pijos dos caníbales. Y claro, dos contra uno, estaba claro quienes llevaban las de ganar.
    Saludetes sangrientos por parte de Escritos, compañera.;)

    ResponderEliminar
  6. Pepe.rg. ¡Llevas toda la razón! Si el vampiro hubiera sido el típico vampiro delgaducho, está claro que no iba a ser zampado por los caníbales. Aunque el consejo llega algo tarde, eh. Que de él solo han quedado los huesos y el pedazo cabeza del chaval, ja ja.
    Un saludo.:P

    ResponderEliminar