miércoles, 1 de septiembre de 2010

Entrevistas con personajes conocidos del mundo del terror.

Entrevista de Pechuga de Pollo Mutante con el aterrador Monstruo de Hamsterein.







Pechuga de Pollo Mutante: ¡Malas y desagradables noches tanto a los chicos como a las chicas que visitan este lugar tan frío y desangelado! Ya le tengo dicho al jefazo que gaste algo más en calefacción, pero siempre me replica que bastante tenemos con el calorcito que emana de la lumbre de un cirio de cera de avispón, digo abeja, que aún estoy recuperándome de la picadura del otro día.
A lo que voy. Corresponde una nueva entrevista con un ser horrendo y terrorífico. En esta ocasión toca hacer la presentación de nuestro invitado. Señoras y señores, el muy conocido Monstruo del Doctor Hamsterein.


Monstruo de Hamsterein: Hola coleguita. Mejor me llamas Leandro Cogollo, que nací en un pueblecito muy cercano a las Bardenas Reales, en Navarra.
Pechuga de Pollo Mutante: Menuda noticia me das, nene. Según mis informes, debiste de nacer en lugares distintos. Porque el tal doctor Hamsterein, al que le debes la fama, utilizó varios cuerpos para unir diversas partes de ellos hasta formar una única unidad. Posteriormente te enchufó a varias baterías de coche del tipo Seta Panda, hasta crear vida en tu amorfa y fea anatomía mal zurcida.
Monstruo de Hamsterein: ¡Calma, tronco! No nací en varios lugares a la vez. Eso es una mentira cochina. Antes hay que contrastar los datos, eh. Mejor sería decir que fui recogido de diversas tumbas de un único cementerio. Y ese cementerio está  ubicado en el citado pueblecito donde tan orgulloso me siento, además navarrico hasta la médula.
Pechuga de Pollo Mutante: Aclarado el malentendido, prosigamos con la entrevista. Estuviste viviendo a cuerpo de rey a costa del doctor Hamsterein durante treinta años, hasta que los lugareños asaltaron el chalet adosado donde vivíais, linchando al pobre científico mientras tú te dabas a la fuga montado en una bicicleta infantil.
Monstruo de Hamsterein: Así fue la cosa. Muy chunga. Mal rollo me da recordarlo. Mi pobre papá colgado de la antena parabólica. Con la cara amoratada y los ojos salidos. Y que no se me olvide mencionar que se le quedó la lengua fuera como si les estuviera faltando al respeto a la concurrencia. Así era papá, un bromista hasta en la muerte.
Pechuga de Pollo Mutante: Por cierto. ¿Podrías aclararnos el motivo del odio que os profesaba el vecindario?
Monstruo de Hamsterein: Bueno. Llevábamos cinco años sin pagar los gastos de la Comunidad de Vecinos. Mira que les decíamos que estábamos a dos velas, pero no nos creían. Pensaban que ganábamos un pastón metiendo horas extras de vigilantes en un Centro Comercial. 


Pechuga de Pollo Mutante: Después de fugarte…
Monstruo de Hamsterein: Me fui derechito a Orio. Ahí me embarqué en un barco pesquero como aprendiz y ahora, pasados unos años de duro aprendizaje, me he convertido en un marinero de tomo y lomo.
Para que veas, te he traído un obsequio. Un pedazo atún de los mares del Sur. Todo para ti.
Pechuga de Pollo Mutante: ¡Oh, no! Odio el pescado. Me produce alergia. Malestar estomacal.  Quedo muy agradecido, pero mejor que se lo ofrezcas al cocinero Bogus Bogus.
Monstruo de Hamsterein: ¡Qué cocinero ni qué leches! Esto hay que comérselo al estilo japonés. En estado crudo. Ya verás lo bueno que está. Venga, abre esa boquita de piñón que tienes…
Pechuga de Pollo Mutante: ¡No! ¿Pero qué hace, desgraciado? NO ME ABRA LA BOCA A LO BESTIA, PEDAZO DE BURRO.
Monstruo de Hamsterein: Así, así. Mastícalo a conciencia. Te costará un poco, porque es una buena pieza de cinco kilos.
Pechuga de Pollo Mutante: ¡bufff…! ¡ñam-ñam! ¡gronfa-gronfa! ¡uy…! ¡burp…!



Minutos más tarde, una vez finalizada la entrevista:

Pechuga de Pollo Mutante: ¡Ay, ay! ¡Qué malito estoy y lo mucho que me quejo! No puede ser. Maldito atunazo el que me ha regalado el ceporro ese de Hamsterein, que me ha hecho de zampar hasta la cabeza, las aletas y las tripas…
Bogus Bogus: ¡Hombre! ¡Pechuga! Hoy estás de suerte. Por fin me he decidido a cocinar un plato muy especial. FILETAZOS DE ATÚN A LA PLANCHA.
Pechuga de Pollo Mutante: ¡QUEEEEEE…!


Pechuga de Pollo Mutante: ¿Pero a dónde vas, Bogus Bogus? Mira que te estoy sugiriendo un plato para la cena de esta noche: PIRAÑA SUPERMUTANTE DEL RÍO TANGANIKA RELLENO DE COCINERO BOCAZAS.
Bogus Bogus: ¡Nooo! ¡Ya te vale, Pechuga! Que ese pez debe de estar podrido. No me sirve. Te juro que no me sirve para la cocinaaaaa….



8 comentarios:

  1. Este Pechuga de Pollo... le pasa de todo al pobre, ja ja ja. Muy divertida la entrevista. A ver como escapa ahora Bogus Bogus de Pechuga y su piraña.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me sorprendes Robert!
    Te he dejado un nuevo premio en mi blog! Y van???...jajajjaa!!

    Besotes!

    http://sicontigocuento.blogspot.com/2010/09/premio-pluma-magica.html

    ResponderEliminar
  3. Pasaba a dejar mis saludos por el día del blog, no podía evitar pasar a dejar mis felicidades. Justo en estos días han coincidido con los de mayor producción laboral cosa que me ha coincidido la mayor parte del tiempo.
    UN saludo.

    ResponderEliminar
  4. La cida del entrevistado ha sido muy dura y aún así hay que ver que generoso es regalandole a pechuga el atún. Lastima que Pechuga de Polo sea tan desagradecida.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Nerea. Un respeto hacia la Pechuga de Pollo Mutante, que es mi guardaespaldas personal y además el jefe de seguridad de Escritos.
    En cuanto a Bogus Bogus. Le convenía hacer algo de ejercicio. Estaba engordando un pelín.
    Luego la piraña la serviremos en la cena del sábado, con unas patatitas panaderas, je je.
    Saludetes.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Lenny! Pues gracias por otro detallazo. Es que me vais a matar con tanta recompensa, ja ja.
    En cuanto esté menos liado, me paso, lo recojo y lo posteo. Y cuanto antes, mejor, porque tengo otros regalitos de hace tiempo que ni los he podido postear, de como me involucro en el blog. Ahora encima se pasaron las vacaciones, y menos tiempo por el curro. Y de él llego con la cabeza hecha polvo por estar cara al cliente, con los pies machacaditos y siempre dándole vueltas a la birria de nómina que tengo...
    Por eso me desfogo con los sueldos de mis empleados en Escritos, ja ja.
    Un fuerte saludo y te visito, eh. :P

    ResponderEliminar
  7. Hola, Adrian. Muchas gracias por la felicitación. No te preocupes. El trabajo, ya sabes, quita mucho tiempo, y es entonces cuando uno no puede postear con la frecuencia deseada.
    Recibe un fuerte abrazo, compañero. :)

    ResponderEliminar
  8. Hola, sr.Nocivo. Si es lo primero que le contesté a Pechuga de Pollo Mutante cuando me llegó quejoso acerca de la supuesta mala educación del entrevistado.
    "Gronfa, daño, tripas, ñam ñam, tío desagradable, gronfa, gronfa.!, fue lo que me dijo.
    Yo le di zumo de frutas para que se le pasara la mala digestión.
    En cuanto al invitado. Tiene usted toda la razón. Atendió con correción a las preguntas formuladas por Pechuga de forma tan indecorosa, y encima le obsequió con un hermoso atún.
    ¡Hay personas que no son capaces de reconocer un acto de generosidad ni aunque venga acompañado de un millón de euros!
    Pero estése tranquilo. Ya le llamé la atención. Y también le dije que qué era eso de estresar también al cocinero Bogus Bogus con una piraña supermutante del Tanganika.
    Reconozco que hemos dado una imagen lamentable de cara al exterior, por ello, mis más humildes disculpas.
    Un fuerte abrazo,
    Robert El Maléfico.

    ResponderEliminar