miércoles, 8 de septiembre de 2010

Misterio Gordo medio resuelto por Pechuga de Pollo Mutante.

Pechuga de Pollo Mutante: Ejem. Presten un poco de atención. A primera vista estos dos botarates pasarían por ser dos simplones enanitos de jardin. Pues lamentándolo mucho, tengo que advertir que son dos de nuestros visitantes más ilustres, Paquito Chulito Porquesoyalto, uno de los ayudantes de Santa Claus en la campaña navideña, y el otro es Eleuterio Cuerno Quemado, el tercer portero del Atlético Malote Sociedad Anónima Deportiva, un equipo de la quinta regional del fútbol navarro. Dos atrevidos seguidores y encima de los más asiduos en la lectura de los infumables pergaminos literarios del jefazo, Robert El Maléfico. En una de mis rondas nocturnas dentro de mis competencias como máximo responsable de la seguridad en Escritos, me los encuentro convertidos en dos horrendas estatuas de granito. Fíjense en la expresión insalubre de sus rostros pétreos. Deben de estar pasándolo fatal, inmovilizados cerca del pozo de aguas fecales, plantados al ladito de esta triste petunia. ¡No hay derecho! Tiene que haber una explicación a este incidente. Voy a continuar con mi ronda por las dependencias del Castillo, a ver si descubro al culpable de semejante desaguisado.



37 minutos después:

Pechuga de Pollo Mutante: ¡Vaya, vaya! En cuanto Harry me ha pasado el guión para la siguiente entrevista con un ser del mundo del terror, todo resulta de lo más evidente. La causante de la petrificación eterna de los señores Paquito Chulito y Eleuterio Cuerno Quemado es la propia invitada. En este caso se trata de Natalia Despampanante A Todas Horas. La prima novena de la temible y legendaria Medusa. Al igual que ella, si se la mira a sus bondades anatómicas, te deja hecho un pedrusco de tamaño natural. Por cierto, ahí llega la susodicha, presta para la entrevista. Voy a ponerme de espaldas a ella. Así evitaré contemplar su pedazo cuerpo más propio de una animadora de Los Ángeles Lakers.
Natalia Despampanante A Todas Horas: Hola, señor Pechuga de Pollito. Lamento la tardanza, pero es que por el camino me he tropezado con dos frescos que se empeñaron en mirarme el escote.
Pechuga de Pollo Mutante: Qué quieres que te diga, hija. Eres escultural, pero con tu cruel castigo, las arcas de Escritos dejarán de ingresar veintisiete céntimos de euros mensuales por las visitas reiterativas de los dos clientes a los que te has cargado. Por eso no mereces aparecer en la portada del blog.




Natalia Despampanante A Todas Horas: ¡Vamos! No seas así de quisquilloso. Si ahora están de lo más decorativos. 
Pechuga de Pollo Mutante: Olvídate del tema, nena. Ya te estás marchando con paso ligero. Que ya se me está durmiendo la espalda de tanto ofrecértela para así evitar ver tu majestuosa figura super insinuante.
Natalia Despampanante A Todas Horas: ¡Haberlo mencionado antes, corazón! Mira, ahora llega mi novio, Perseo Saltarín. Juega en la liga profesional de baloncesto albanés. 
Perseo Saltarín: ¡Hola, bella mía! Aunque nunca te veo por seguridad personal, me supongo que sigues igual de guapa.
Pechuga de Pollo Mutante: Esto si que tiene narices. Ninguno de los dos la estamos mirando, pero asumimos que está más buena que una empanada gallega.
Natalia Despampanante A Todas Horas: ¡Huy! Como eres tan cabezota, y sigues empeñado en anular la entrevista que ibas a hacerme, te mereces al menos ver un primer plano mío.
Pechuga de Pollo Mutante: No pienso darme la vuelta, rica.
Natalia Despampanante A Todas Horas: Si no es preciso que te la des, tonto. Mi Perseo trae consigo una tele de plasma con reproductor de dvd incorporado. Con darle al mando, te reproduzco un vídeo casero grabado el otro día y que los del youtube se negaron en colgarlo aduciendo cierta falta de calidad en la imagen. 
Pechuga de Pollo Mutante: ¡NOOOOOOO! ¡Eso es jugar sucio...!



Un ratico más tarde:

Robert El Maléfico: ¡Rayos! ¡Una estatua pétrea de Pechuga de Pollo Mutante! ¡El ego se le ha subido a la cabeza! ¡No me queda otra que rebajarle el sueldo para que sea más humilde!
" Por cierto, menuda tía más buena la que está al lado de la estatua...




8 comentarios:

  1. ja ja ja. viva la pechuga. aunque si fuera de pavo, estaría más fina.

    ResponderEliminar
  2. Hola, juancar. Agradecerte la visita a tan tenebroso rincón de la blogosfera, je. Y qué quieres que te diga, prefiero el pollo al pavo.
    Un saludo. :)

    ResponderEliminar
  3. Si es lo que no le pase a Pechuga no le pasa a nadie... ¡¡Se mete en tantos lios!! Sera porque recibis visitas de lo mas extraño y variopinto en este peculiar lugar.

    ResponderEliminar
  4. Pues oiga, si no quiere a Pechuga de Pollo mandemelo, que tengo una esquinita en mi palacete veneciano donde la estatua quedaría preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Robeeeeeert! dime que no has mirado a la tia escultural!!! Aunque bien pensado así me llevo de recuerdo tu estatua :P

    ResponderEliminar
  6. Hola, Nerea. Las visitas variopintas son las que consiguen sacar a flote Escritos, que si no, no nos leería ni la vaca Mu, ja ja.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  7. De eso, nada, señor Nocivo. Pechuga de Pollo Mutante es la baza principal de Escritos en el factor humorístico grotesco del mismo.
    Así que una vez aplicado el antídoto, lo tendremos por aquí con sus entrevistas y sus meteduras de pata, ja ja.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, Mar. La chavala estaba de muy buen ver. Encima yo soy inmune a todo tipo de ardides que utilizáis las féminas, así que sigo entero y de una pieza. Y más vale que así sea, sino no hubiera podido recuperar el estado original de Pechuga de Pollo Mutante, y lo tendríamos decorando el jardín durante tres mil años, ja ja.

    ResponderEliminar