domingo, 19 de septiembre de 2010

Torturas psicóticas en la América Profunda.

Es un hecho terrible. Perturbador. Nuestra enviada especial de Escritos de Pesadilla en la América Profunda (USA), la candorosa Croqueta Andarina, nos comunica de la existencia de un demente psicópata obsesionado por los personajes de los dibujos animados de Walt Disney. 
Este individuo peligroso secuestra a cualquier inocente niño que pilla fumando a escondidas en los callejones más abandonados, y tras unos días de transformación, los libera, no sin antes colgar en youtube las imágenes que pueden apreciarse a continuación.


Tortura psicótica número uno: "Las orejas de Mickey Mouse".
El muy desalmado ha cortado las orejas naturales del niño para sustituirlas por unas enormes del ratón Mickey Mouse cosidas a la piel con grapas inoxidables.


Tortura psicótica número dos: "La trompa de elefante disecada".
En este caso al pequeñuelo le ha sido arrebatada su hermosa nariz, para ser sustituida por una enorme trompa de elefante disecada adquirida en la tienda de un anticuario de la Pequeña Manchuria. Reseñar que la fijación ha sido con el uso de un pegamento industrial, condicionando la vida del niño tanto en su fase juvenil como adulta.


Como siempre, hemos de mantener en secreto la identidad de sendas víctimas por ser ambos menores de edad, aunque Croqueta Andarina es tan metomentodo, que nos comenta que el de las orejas es Mathew Cucumber, de doce años, matón del colegio Saint Drewton, y el de la pedazo protuberancia elefantina, Alex Trinidad, de catorce años y contrabandista de parches de nicotina en el barrio italiano de la localidad de Creature Lane.
Dos jovenzuelos traumatizados para el resto de su existencia. Vilipendiados y burlados por sus ridículas caras, y todo por culpa del torturador psicótico de la América Profunda.
Esperemos que las autoridades locales no tarden en dar con el paradero de semejante monstruo, para así ser obligado a pagar los correspondientes derechos de imagen y de autor de la compañía Disney.

6 comentarios:

  1. ¡¡Joer, es cierto, tiene que pagar derechos de autor!! Menudos son en la Disney para eso. Pobres e inocentes chiquillos fumadores y matones de patio de colegio. Les han traumatizao de por vida. Gracias a Croqueta Andarina por semejante y terrible informacion. Por cierto una pregunta... ¿Esta Croqueta Andarina rellena de jamon, de pollo, o solo la bechamel? Me intriga... ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Jejeje!! Qué buenos los ratones-disney desfigurados!!!

    Estoy haciendo un recorrido por los blogs que participan en el Concurso del 20 MInutos y éste me ha parecido genial.

    Como veo que te gusta mucho escribir y lo haces muy bien, me gustaría sugerirte un lugar en Barcelona donde enseñan a explotar la creatividad. Se llama Laboratorio de Escritura y hacen cursos presenciales y virtuales. No sé! A lo mejor te interesa a ti o a alguno de tus seguidores: http://laboratoriodeescritura.com/

    ResponderEliminar
  3. Bueno, no es tan terrible si tenemos en cuenta que esos niños ya tienen el futuro solucionado: De mayores podrán trabajar en Diney World... Y con el paro que hay... Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Nerea. Esperemos que la aportación informativa de Croqueta Andarina al menos logre la detención del psicópata torturador. Aunque mientras la emprenda contra los mocosos más gamberros del país, tampoco pasa nada, pues ya se sabe, árbol que nace torcido, luego el huracán te lo echa encima cuando estás sesteando al pie del mismo, ja ja.
    Las intimidades físicas de Croqueta son secretas. Sólo puede decirte que no tiene nada de colesterol, porque aparte de reportera, es nuestra atleta de los cien metros lisos en las próximas Olimpiadas, así que poco tocino puede llevar en la panza, ja ja.
    Saludetes.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Zas. Gracias por la visita y por el comentario.
    En cuanto al taller de escritura, ya no tengo ni tiempo ni para casi barrer la casa, así que ya no puedo dedicarme a más cosas. De momento prefiero escribir así, según me salga. Total ya tengo claro que la voy a palmar sin nunca haber publicado nada. Luego pasarán quinientos años, y algún avispado se forrará con los derechos de autor, je je.
    Un saludo-

    ResponderEliminar
  6. Absolutamente de acuerdo contigo, La Guionista Reflexiva. Los dos nenes tienen el futuro asegurado, siempre y cuando no vengan a currar a Terra Mítica, que casi está para el cierre, je je. O por Senda Viva. Que nos espantaría a las cebras, ja ja.
    Un saludazo, compi.

    ResponderEliminar