miércoles, 5 de enero de 2011

Cabalgata de Reyes, y mi sobrino Gurmesindo que prefiere pasar la tarde en el castillo con su tío Robert.







6 comentarios:

  1. ¡Ay, cuanta falta hace que Herodes vuelva, por Dios!
    Besos
    nela

    ResponderEliminar
  2. Su sobrino es un encanto de crió, proclamo a voces.

    ResponderEliminar
  3. Ay ay ay este Gumersindo que malo es, de verdad, como te ha dejado, y Pechuga el pobre tratando de poner paz, ja ja ja... un buen par de collejas necesita este crio.

    ResponderEliminar
  4. ¡Tiene usted toda la razón del mundo, vecina Nela! Y conduciendo una apisonadora a diésel, ja ja.
    Besotes y sonrisa diabólica. :)

    ResponderEliminar
  5. Pues Sr Nocivo, queda usted elegido como niñero de la criatura para los siguientes mil años...
    Saludos vampíricos. :)

    ResponderEliminar
  6. Hola, Nerea. Collejas y latigazos a gogó en el pandero, ya te digo. Por cierto, a raíz de la intervención desmedida de Pechuga de Pollo Mutante, su sueldo ha quedado reducido en un setenta por ciento. Ahora se le paga 75 céntimos de euro mensuales.
    Un fuerte saludo y la sonrisa terrorífica que no falte en la despedida. ;)

    ResponderEliminar