domingo, 27 de marzo de 2011

Destripando un clásico del cine de terror y ciencia ficción en Escritos de Pesadilla: "Plan 9 del Espacio Exterior", de Ed Wood.

Hoy estrenamos en Escritos de Pesadilla un apartado dedicado a las películas de culto del género de terror y ciencia ficción. Intentaremos publicar una reseña con ilustraciones gráficas genuinas de la web por lo menos una vez al mes.
La primera reseña cinéfila que nos ocupa no es otra que “Plan 9 del Espacio Exterior”. Una producción dirigida por el considerado por la crítica como el peor director de cine de la historia, Edward D. Wood Jr., comúnmente conocido como Ed Wood a secas.
Aún a pesar de sus carencias técnicas, habría que considerar que Ed Wood es una referencia para un servidor. Su iniciativa propia por labrarse una carrera en el mundo del terror se vio lastrada por los escasos conocimientos necesarios para llevar a cabo una película. Aún así considero loable su empeño por intentar sacar adelante sus proyectos utilizando toda la imaginación posible.
En este caso, “Plan 9 del Espacio Exterior” fue rodado gracias a la financiación de la Iglesia Bautista de Beverly Hills, en nombre de dos de sus máximos representantes, que a su vez consiguieron un papel breve como enterradores.
Igualmente es de destacar la presencia de actores tan peculiares como el vidente Criswell, quien se jactaba de haber predicho la trágica muerte de John F. Kennedy, el millonario y excéntrico John Breckinridge, amén de la popular actriz por la época, Vampira. También apareció gente ya habitual colaboradora del director, como el luchador sueco Tor Johnson y el famoso actor Bela Lugosi en las postrimerías de su carrera artística. De hecho, este último falleció antes del rodaje de “Plan 9 del Espacio Exterior”, siendo utilizadas imágenes sueltas y luego agregada la actuación de un secundario  “gemelo”, llamado Thomas Mason, quien era mucho más alto en estatura que el fallecido Bela Lugosi. Thomas actuó cubriéndose el rostro con la capa para disimular la juventud de sus facciones, haciéndose pasar por el renombrado y a la vez ya anciano actor transilvano.
El film fue estrenado en el año 1957, con menos éxito que una foca marina intentando zafarse de una orca asesina.
Entre los errores más reseñables de la película, cabe destacar los siguientes:

  •  La cabina del avión estaba fabricada con cartulinas.
  •  En la estación espacial, entre los aparatos electrónicos baratos adquiridos en una casa de empeños, destaca de manera reseñable una señal luminosa robada de una obra cuando el guarda estaba en su turno de noche medio adormilado.
  •  Los platillos volantes son llantas de coches movidos por hilos sujetados a varillas, siendo los precursores de los teleñecos de Jim Henson.
  •  Las lápidas y cruces de relleno del cementerio fueron hechas de papel.
  •  El coche de policía cambia de modelo de un plano a otro.
  •  El día y  la noche tienen cabida en una misma secuencia, como si los eclipses solares se hubieran sucedido de manera continua por intermediación divina.
  •  La entrada a la cabina de pilotos consta de una cortina de andar por casa.
  •  Uno de los actores, John Breckinridge, interpreta sus escenas leyendo sin tapujos de un papel pegado en el suelo.

El argumento de la película era prometedora para la época: unos extraterrestres malévolos inician el Plan 9 para transformar los cadáveres de los camposantos en zombis asesinos. Su motivo para tal perversión no es otro que la simple excusa que en los años cincuenta ya los seres humanos éramos un peligro evidente para el equilibrio natural de la galaxia, con las invenciones bélicas dañinas de la bomba atómica y un futurible explosivo llamado “solaronite”, que cuando fuera desarrollado por los científicos de la tierra destruiría el sol y la totalidad del universo.

Seguidamente, procedemos a ilustrar el artículo de "Plan 9 del Espacio Exterior" con unas instantáneas gráficas personales.


Foto 1. El actor Thomas Mason ejerciendo de doble del fallecido Bela Lugosi.

Foto 2. El actor luchador Tor Johnson actuando como el fenecido inspector Clay, resurgiendo a la vida desde la tumba.


Foto 3. Un primer plano terrorífico del referido Tor Johnson reconvertido en zombi.


Foto 4. La actriz Vampira en todo su esplendor en su garbeo por el cementerio.



Como colofón a este reportaje, comentar brevemente el "Efecto Ed Wood" en el fenómeno ovni.
Supuestamente, cuando un testigo de primer nivel obtiene pruebas irrefutables del avistamiento de un platillo volante, intervienen los nada amigables Hombres de Negro, convenciéndole de lo absurdo de su testimonio, insinuándole bajo los efectos de la hipnosis más aberrante que su confusión venía debida a haber presenciado la película "Plan 9 del Espacio Exterior" de una sentada.



8 comentarios:

  1. Me han gustado mucho los dibujos en negros. Muy grande el señor Wood.

    ResponderEliminar
  2. ...que bueno, Robert¡ Muy buena destripación de éste clásico. Que tengas una muy buena semana. Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
  3. Esta fenomenal y los dibujos son super-chulos.Un saludo

    ResponderEliminar
  4. muy bueno, y muy buenos los dibujos!

    saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola, DDmx. En efecto, el señor Wood, fuera sorna, al menos puso empeño y ganas por satisfacer su afición por la filmación. Otra cosa es que no lo consiguiese. Pero al menos se murió con la conciencia tranquila.
    Un abrazo. Y contento de que te hayan encantado los dibujetes. :)

    ResponderEliminar
  6. Hola, Anrafera. Lo que nadie comenta acerca de Wood, es si hubiera tenido medios y estudios, a lo mejor sus ideas se hubieran plasmado con brillantez en el celuloide.
    Un fuerte abrazo, compañero. :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias Luna! Un montón de mordisquitos de vampiro vegetariano, ja ja.:)

    ResponderEliminar
  8. Igualmente El Oído un montón de abrazos de gorila enfurecido por ausencia de plátanos en la nevera, ja ja. :)

    ResponderEliminar