miércoles, 2 de marzo de 2011

El triste final de un superhéroe de medio pelo: Extraordinario Man.

Estimados seguidores de Escritos. Imaginaros la situación. El petimetre de Extraordinario Man realizando la última ronda del mediodía antes de tomarse un descansito para zamparse su bocadillo de arenques ahumados, cuando desde lo alto de uno de los innumerables rascacielos de más de cien pisos de Pamplona, se arroja al vacío un hombre desesperado por la situación del país llevado por unos dirigentes inútiles a todos los efectos. 



Evidentemente, semejante imprevisto pilla a Extraordinario Man un pelín despistadillo. Aún así, consigue evitar que aquel infortunado y deprimido sujeto se estrelle contra el duro asfalto.


Hay que recordar que en ese instante es hora punta en el espacio aéreo de Pamplona, ja, ja.


Con desdicha, decir que así se gestó el final de Extraordinario Man.
¡JA! ¡JA! ¡JAAAA...!
Aunque queda hacer un pequeño inciso.


Estas imágenes finales del superhéroe de pega fueron luego utilizadas para la campaña publicitaria de la compañía aérea.
El Lema:

"Aerolíneas Peloponeso.
Un viajecito con nosotros,
y para siempre que te quedarás tieso".

Recuerden, tanto en los relatos como en el humor gráfico,
NUNCA HABRÁ UN FINAL FELIZ.


6 comentarios:

  1. Que cosas pasan en Pamplona, la verdad... superheroes que se estrellan contra aviones. Que triste final para el popbre Extraordinario Man.

    ResponderEliminar
  2. Extraordinario! Extraordinario! :D

    ResponderEliminar
  3. ...real como la vida misma¡ Muy bueno Robert¡ Reflexivas viñetas. Saludos y que tengas un buen día.
    Ramón

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué tal, Nerea! Bueno, en Pamplona pasa de todo. No veas el socavón que nos dejó Extraordinario Man en plena plaza del Castillo, ja ja.
    Lo de súper héroe habrá que dejarlo entrecomillado. Si hubiera sido Superman, seguro que endereza el vuelo del avión y salva al suicida...
    Un besete. :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Xurxo! Gracias por las alabanzas. Aunque el superhéroe se merece mejor una lluvia de tomates de lo más pútridos, ja ja.
    :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Anrafera! Ya conoces el lema de Escritos: "aquí nunca hay lugar a los finales felices."
    Que tengas una grata semana. Un abrazo, compi. :)

    ResponderEliminar