domingo, 15 de mayo de 2011

Lágrimas por mi familia. (Relato gráfico).

"Fui destruído mil veces, para alzarme otras mil empuñando mi espada de destrucción inmisericorde."






10 comentarios:

  1. pensaba que iba de risa, pero no. Me ha dejado de piedra. Muy bueno. Pero no nos dejes tan tristes...

    ResponderEliminar
  2. Chos.... eso es lo que pero que le puede suceder a alguien... yo tambien pensba que iba acabar en alguna broma :(
    Tienes un buen blog. Te sigo,
    Óliver.G

    ResponderEliminar
  3. Que triste descubir, que eres el culpable..bueno tú no, el protagonista del relato.
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  4. Y es que la venganza es un afuerza muy poderosa que nunca se puede subestimar...

    ResponderEliminar
  5. ...en tu línea, Robert. Estupendo relato y...menuda venganza¡
    Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
  6. Hola, anónimo. Bueno, cuando uno está melancólico, le da por dibujar y escribir relatos de esta índole. Un saludo. :(

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias Óliver.G! Era mi intención transmitir algo de tristeza con las ilustraciones. Un fuerte saludo. :)

    ResponderEliminar
  8. Hola, Nela. Bueno, culpable es el asesino que hizo tanto daño a la familia del protagonista. Este último se tomó la justicia por su mano... Pero al menos mató a un criminal.
    Un saludete.

    ResponderEliminar
  9. Ajá, Nerea. La venganza muchas veces es difícil de eludir. Nunca se sabe cómo puede reaccionar una persona en concreto cuando alguien querido es asesinado de forma vil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Anrafera. Así es, y como no mejoren las leyes en España, puede que lo del ojo por ojo empiece a prodigarse más de la cuenta, porque todo está del lado del delincuente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar