martes, 21 de junio de 2011

Pon un estrangulador a la hora de la cena.

Esta cariñosa y tétrica historieta gráfica va dedicada a los siguientes compañer@s administradores de sus respectivos blogs y webs personales:

Que lo disfruten entre espasmos estomacales, ¡je! ¡je!



8 comentarios:

  1. ¡Sangrante dedicación, Robert! No podía ser de otro modo. Gracias por la historieta, no sé si voy a cenar. Un besote, amigo de la primera hora.

    ResponderEliminar
  2. Ja ja ja, menos mal que estuvo atento que si no, el canibal se ahoga con esa mano dentro.

    ResponderEliminar
  3. Este LoboViejoVerde, ya no tiene colmillos, ahora es vegetariano y come solo bifes tiernecitos por recomendacion de BC.
    Robert, gracias por la cena.

    ResponderEliminar
  4. Hola Robert, pasaba a saludarte y a leer tus genialidades. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Millz! ¡Es lo mínimo que podía hacer por una amiguita! Te mereces la dedicatoria y un bol de cereales con figuritas de zombis chocolateados, ja ja. Un besote sonriente. :)

    ResponderEliminar
  6. Je, Nerea. Mira que se dice que hay que masticar despacio y 25 veces antes de tragar. Pero, claro, ante determinados manjares, puede más el apetito que la sensatez, ja ja.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola LoboViejoVerde! Aunque seas ahora vegetariano, te puede pasar con una col de bruselas, je. Saludos terribles desde la tumba de Escritos. :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Mariela! Gracias por la visita y por leer las abominaciones que surgen de la pluma que empuño (ja ja, qúe cosas, cuando ahora se teclea). Un fuerte abrazo desde Pamplona, la ciudad enloquecida en Sanfermines. :)

    ResponderEliminar