jueves, 11 de agosto de 2011

La frase del día: "Moderación salarial" para los afortunados que aún puedan trabajar en España.

¿Somos todos los presentes tontos? Noooo. Lo malo es que los políticos tunantes de turno de este mundo mundial nos consideran seres mansos y obedientes cual rebaño de ovejas. Hoy nada más leer la prensa nacional y de visionar el horrible teletexto, no pude menos por volcar el café y arrojar la taza contra el suelo. Llega un momento que "ya no se tolera escuchar memeces de parte de los políticos". En este caso nuestra querida España. Señores y señoras, ustedes viven de putísima madre. Lo lógico sería partirles el rostro, o como mal menor envíarles al foso de los caimanes. Que el ministro de Fomento y portavoz del "Gobiernillo" diga en una emisora nacional que "es necesario moderar los salarios". ¡Que te den! Muchísima gente ya no es mileurista ni de milagro. Con más de cinco millones de parados. Los jóvenes jodidos para encontrar algo decente. Los mayores de cuarenta todavía más puteados para encontrar trabajo si acaso pierden el suyo. ¡Y encima pretenden que se pueda llegar hasta los 67 currando! ¡Ya os vale! ¡Por ese motivo, hoy la puñetera tira cómica marcha por esos derroteros! Y por cierto, en mi caso como me moderen más el salario (que llego a los 700 euros de churro, jornada completa de 8 horas de pie atendiendo a la clientela en un híper), lo mejor va a ser entonces que se incentive el suicidio, cabrones... Así se le quitan a uno las ganas de escribir historias de terror.






5 comentarios:

  1. No si, lo que hay que oir... menuda clase politica que tenemos, que en España cobramos los sueldos mas mierda de toda Europa, por Dios, si para ganar 1000 euros te tiene que ir vete tu a saber donde. Y encima, todo lo que comentas, 4 millones de parados, jovenes que no encuentran nada decente, gente mayor de 40 aun peor... y encima, nos vienen con esas, vamos, es pa matarles.

    ResponderEliminar
  2. jejejejeje. muy bueno. :D

    ResponderEliminar
  3. Hola, Nerea. Ese día me puse de una maaaaala leche, que no veas. Escuchar las gilipolleces de esta gentuza ya dan ganas de machacar craneos...
    En fin, que me tuve que desfogar involucrando a la inimitable Pechuga de Pollo Mutante. Ciertamente, la información que acumulamos sobre la técnica del Picahielos del doctor Freeman para el post de la lobotomía nos sirvió de grata utilidad para convertir al menos a uno de los impresentables estos en zombi para el resto de sus días...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, anónimo. Un abrazo desde Escritos. :)

    ResponderEliminar
  5. Soy yo o a el maléfico le cambió la cara? Se ve más bonachón. ;)

    ResponderEliminar