sábado, 27 de agosto de 2011

¡Si tu mujer no se calla ni bajo el agua, ponle una manzana en la boca! ¡Ja, ja, ja!

El otro día, uno de mis huéspedes me contó las desavenencias que tenía con su mujer.
Para muestra, un botón...





14 comentarios:

  1. Según el tenor de tus relatos, creía que la iba a hacer desaparecer....jajaja.Me sorprendiste con el final.
    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  2. Inesperado final, ja ja ja, pobre hombre, que mujer mas pesada.

    ResponderEliminar
  3. Es bueno, claro que si el marido era así no me extraña que la mujer la palmase de un berrinche!
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  4. De tal palo tal astilla.

    Saludos desde el otro lado.

    ResponderEliminar
  5. Mujeres asi dan miedo, con razon el pobre hombre esta hasta harto XD

    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Eso es lo que el refrán dice: "Genio y figura hasta la sepultura". Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Ja, ja, Elsa. De hecho la mujer ya desapareció, lo que ocurre es que está hablando a través de la pobre médium. Eso si, el marido es masoca por acudir a la vidente. Así que no sé de qué se queja, je.
    Recibe un fuerte abrazo vampírico. :)

    ResponderEliminar
  8. Es lo que se dice, "amor eterno", Nerea. Lo que no te avisan en esos casos es que colecciones aspirinas a tutiplen, ja ja. Un saludazo. :D

    ResponderEliminar
  9. Ay, 7letras. Que el infeliz truhán fuese un poquillo descuidado...
    Aunque hay que decir, que si su mujer era así, ni qué imaginar de la suegra, ja ja. Un abrazo enormísimo de oso mutante. :D

    ResponderEliminar
  10. Hola, socalze-rabalero. Efectivamente. Nadie le puso un cañón en la barriga al tío para que se casara con semejante mandona. Así que se fastidie. Un saludo fulminante desde el Lado Oscuro de Escritos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Jared. Se dice que cuando hay una coalición afectiva hombre-mujer, el notario (en este caso, el cura), te suelta aquello de en la salud y la enfermedad, etc... ¡Pero no te avisa de los efectos secundarios! Je.
    Un fuerte abrazo, y gracias por el comentario, la visita a Escritos y por haberte hecho seguidor oficial de este sitio tan horrendo. :D

    ResponderEliminar
  12. Hola la atalaya de la Bruja. Yo creo que el marido tendría que haber esparcido las cenizas de la mujer por el Himalaya. Así como mucho, le daría la tabarra al Yeti, ja ja.
    Un saludo gordo. Y bienvenida a Escritos. :)

    ResponderEliminar
  13. Bienvenida tétrica, Zuleika, je je. También considerando los reproches del espíritu de la mujer, hay que reconocer que el marido "deja mucho que desear", ja ja.
    Un fuerte abrazo y la sonrisa vampírica que no falte. :)

    ResponderEliminar