jueves, 1 de septiembre de 2011

¡El robot súper malvado de mi sobrinito Gurmesindo!

Inicio de mes de septiembre. Y con su comienzo infernal, una nueva aventura horripilante de quienes residimos en este castillo de pesadilla, ja ja.

















8 comentarios:

  1. ¡Pero que follones se montan en su castillo, oiga!

    ResponderEliminar
  2. Ja ja ja ja, no, si lo que pase en ese castillo tuyo, no pasa en ningun sitio. La que ha liado el robot de Gumersindo.

    ResponderEliminar
  3. el robot es malismimo, pero anda qe la plantita...

    ResponderEliminar
  4. Te lo debes de pasar genial haciendo el blog, cada día está mas divertido. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Señor Nocivo, me parece que usted es el menos indicado para recriminar cuanto acontezca en mis posesiones, y más si tenemos en cuenta los malos hábitos de su diplodocus psicótico (¿o acaso era un koala?).
    :O

    ResponderEliminar
  6. Señorita Nerea. Como he expresado con el anterior húesped, enfatizo que lo que suceda con mi servidumbre, se soluciona de la manera más discreta posible, sin recurrir a esos programitas odiosos y detestables de la televisión, donde una exnovia vampira comenta que su antiguo amante abusaba más del brandy que de chupar sangre ajena. He dicho. :O

    ResponderEliminar
  7. Y dale. Señor Viva Mi Tía. Agradezco su visita a Escritos, pero no piense que con su discreto elogio, va a ser recompensado con la planta carnívora. Como mucho, un kilo de carne de bisonte putrefacto es cuanto estoy dispuesto a darle. Y dese por satisfecho. Eso si, queda invitado a más aproximaciones a mi rincón del horror. Un saludo de lo más huraño... Je, je. :)

    ResponderEliminar
  8. Hola, Luna. Gracias por la visita. Llevo algunas semanas que me cuesta concentrarme para escribir, y como también dibujo viñetas, recurro a mi segunda faceta para que el blog no se quede adormilado en cuanto a posts.
    Recibe un fuerte abrazo. :)

    ResponderEliminar