martes, 18 de octubre de 2011

En casa de pobres, nunca compartas comida con extraños.

La maldición de tener un hermano caníbal medio tonto, medio buenazo...


4 comentarios:

  1. Pero si es ET (version canibal, pero bueno)Muy curioso, si señor.

    ResponderEliminar
  2. Epa, Nerea. En Escritos nunca hay finales felices, y tampoco versiones edulcoradas, ja ja.
    Un saludete.
    * El final de ET será terrible. Será un miembro más de la familia y asaltará establecimientos de comida rápida, pensando que en la carne picada de las hamburguesas hay carne humana, ja ja. :)

    ResponderEliminar
  3. Yo lo adopto, pobrecito. Un poquito de hambrita no le hace daño a nadie. Solo a los vendedores de enciclopedias, que por aquí hay muchos, podría ponerlo como chonchito.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hala, BELLARTE! Pues allí que te lo mandamos. Eso si, no le des mucho pavo en salsa dulce, que le producen gases, ja ja.
    :D

    ResponderEliminar