domingo, 9 de octubre de 2011

Si el niño tiene exceso de dioptrías, ¡no lo lleves de safari!

Esto es como todo en la vida. Si buscas emociones fuertes, luego no te quejes de tu entierro...



4 comentarios:

  1. Qué crío más cortito, he. Por cierto, menudo cambio en el diseño tan heavy. Nunca comento, pero hoy me obligas, tío. :O

    ResponderEliminar
  2. Es lo que tiene, no te metas en lios si encima, ves menos que Rompetechos, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Tara Leoni. El crío es un cortito de lo más impresentable, je.
    Y a lo mejor tardas otro siglo en publicar otro comentario, porque de nuevo hemos vuelto al antiguo diseño gráfico de Escritos de Pesadilla.
    Por lo menos hasta que los técnicos informáticos de blogger introduzcan una mayor interactuación con sus plantillas dinámicas.
    Un saludete. :)

    ResponderEliminar
  4. Así es, Nerea. Por cierto, la cabeza de la "piruleta" es el tío del chaval...
    Qué miedo...
    Un saludete. :D

    ResponderEliminar