domingo, 24 de agosto de 2014

Tristeza infinita

No soporto la ausencia de mis seres queridos…
Nada cambiará mi pesar. El camino tiene un recorrido final ineludible.
Recogeré mis enseres y lo recorreré hasta llegar al límite de la linde.
Luego...

Entregaré mi alma a quienquiera recibirla.