Los mejores consejos para escribir una Novela de Terror
Terror

Los mejores consejos para escribir una Novela de Terror

Tips para escribir una Novela de Terror

Si se está aspirando a convertirse en un escritor de terror (o incluso sólo un entusiasta narrador de historias de fogatas), se pueden conseguir  algunos consejos sobre la forma de  llevar las historias de un poco de miedo a un combustible de pesadilla escalofriante. 

A continuación se presentan algunos tips de escritura de autores de terror, para que el aspirante a escritor de novelas de horror también pueda aterrorizar a todos los que se pueda con los escritos propios.

Tomar en consideración los tres tipos de terror

Existen en la novela tres tipos de terror, el Gross-out que se da cuando hay la visión de una cabeza cortada cayendo por las escaleras, o cuando las luces se apagan y algo verde y viscoso salpica contra el brazo. 

El horror: referido a lo antinatural, arañas del tamaño de osos, los muertos que se despiertan y caminan por ahí, es cuando las luces se apagan y algo con garras agarra del brazo. 

La tercera y peor: el terror, que es cuando se llega a casa y se nota que todo lo que se tiene ha sido quitado y reemplazado por un sustituto exacto. Es cuando las luces se apagan y se siente algo detrás de uno, se oye, se siente el aliento contra el oído, pero cuando la gente se  da la vuelta, no hay nada en el lugar.

Usar los miedos propios

Siempre se debería  escribir, archivando pequeños momentos y retazos de diálogos para su uso posterior, prestando especial atención a las cosas que asustan. Usando el miedo, tomándolo y comprendiendolo, haciéndolo funcionar y consolidarse en una situación en la que se tiene miedo y tomarlo entero,  trabajando a partir del mismo. 

Meterse en la cabeza del  narrador

Tratar de ver a través de los ojos de un personaje en una situación de miedo, empezando a sentir que se está en una situación de miedo. Para ello, no  hay ninguna fórmula. 

Por lo que,  hay que crear un punto de vista muy cercano, estando en los ojos del narrador. Porque, todo lo que sucede, todos los olores, todos los sonidos, para que el lector comience a identificarse con el personaje y eso es lo que hace que algo sea realmente aterrador.

Los mejores consejos para escribir una Novela de Terror

No  preocuparse por ser legítimo 

Siempre habrá snobs literarios que  dirán que el horror, como toda la ficción de género, no es tan importante o legítimo como la ficción real sobre hombres que engañan a las esposas.  No hay que preocuparse tanto por ser un escritor legítimo y solo escribir lo que parezca correcto, incluso si se trata de fantasmas. 

Tomarse las  tonterías en serio 

Se deben  tomar los fantasmas y duendes en serio, porque incluso el más tonto de los payasos malvados sigue representando un miedo muy humano a lo desconocido. 

Ir  donde está el dolor 

Es decir, escribir sobre lo único que no se puede superar, porque ahí es donde yace el verdadero horror. Y es básicamente en la muerte de seres que se aman y que están en el cementerio. 

Escribir sobre lo  más aterrador que haga sentir fuera de control 

Los excelentes escritores de horror no sólo buscan el valor de la sangre y el choque, sino que recuerdan a los lectores que la vida cotidiana está siempre al borde de la disolución en el caos.

Hablar de la muerte, la locura y la transgresión de los límites morales y físicos. Resucitar a los muertos convierte en monstruos a los animales domésticos y pide afecto por los psicópatas. Muestra que el control que se cree tener es puramente ilusorio, y que cada momento nos tambaleamos en el caos y el olvido. 

Empezar a escribir y arreglar más tarde

Para escribir una novela de terror se debe silenciar el editor interno para ese primer borrador, y dejar que toda la horrible rareza del subconsciente fluya hacia la página.

Porque, aunque no se pongan palabras en el papel o la computadora que está escribiendo, todo lo que se hace  alimenta la creatividad, incluso en las formas menos obvias. 

No se debería editar mientras se escribe el primer borrador, sólo sacarlo. Esta es una regla con la que a menudo se lucha porque se sabe  la calidad que se  quiere pero también, es importante escribir de principio a fin y la mente del editor a veces no ayuda para la escritura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *